martes, 30 de octubre de 2007

ALEJANDRO JARA: el desafio de encontrarnos


Ver los títeres de Alejandro Jara desplazarse por el retablo supone un doble lectura.

Por una parte es la propia historia, la aventura de uno y otro personaje que discurren en una trama que se plantea en un ritmo. Por otra, es ver desde el mas simple detalle: los nombres que llevan los protagonistas evocan antiguas denominaciones; la vestimenta se tiñe de colores brillantes; los modos de hablar y los modismos... el propio retablo que desde el principio te saluda con un tejido azteca.

Alejandro, en persona, es también un personaje de nuestra historia. Es de aquellos artistas populares que tomaron su tarea en serio. Mas allá del espectaculo, su búsqueda pretende el encuentro con nosotros mismos; para eso explora en la historia del Abya Yala y nos entrega en bandeja una genealogía cuyas raices nos dicen que los títeres también nacieron en este Continente y merecen recontruirse en una propia identidad

Foto: Alejandro Jara preparando su presentacion
Teatrito del Parque Vial - 2005

OSCAR NAVARRO: el entrañable


Quiza sean cosas de simple casualidad o causas conspiradoras, tramas y urdiembres que fueron acercándonos al "entrañable" Oscar navarro.

Humilde como el que mas... uno no se imagina decir tal cosa de un argentino... pero él está mas allá de su nacionalidad pues habita donde un lugar se le otorga... Por tal razón habita, desde hace unos años y cada vez mas, en el corazón de Elwaky.

De lo que Elwaky conoce, Oscar es maestro del títere de guante y es capaz de hacer "hablar", sin palabras y sólo con imágenes, a cualquier funda que se le ponga en la mano

Foto: Oscar Navarro (polera a rayas) junto a Elwaky: Marcelo, Carmen y Grober
Teatrito del Parque Vial

lunes, 29 de octubre de 2007

MIRADAS DE IDA Y VUELTA



Cada vez es menos controlable el impulso de observar las miradas de los niños y niñas cuando contemplan uno de nuestros espectáculos. Es por eso que -perdone usted- le hice un agujerito a la tela del retablo, para no perderme una sola de esas miradas; es una manera de revivir mi infancia y las alegrías con las que me premió la vida y, me parece mágico ahora ser yo el provocador de alegrías.

Quizá ese sea -el observar, no el agujerito- el pago mejor a nuestros mejores esfuerzos, a nuestras noches de insomnio, a las largas discusiones sobre "el carácter del personaje" o "la resolución de una situación" o "el protagonista y el antihéroe". . .

Siento que ese es el mejor pago... la tensión en sus ojos, la mirada tierna, la pena expresada en los parpados que se esfuerzan por detener la lágrima causada por el abuso del mas fuerte . . . y la alegría del humillado por la victoria que llega . . . siempre llega en los títeres.

Sé que no habrá mejor remuneración que una sonrisa que desborda los dientes de leche; intuyo que esa miradita es la moneda de oro que directo va a dar al fondo del corazón; es la que alimenta el alma, la que da el aliento para comenzar a concebir la siguiente historia en esa infinita tarea de pensar en el otro y entregarle lo mas alto de tus sentimientos a través del arte.
Foto: Niños presenciando una función de Títeres Elwaky
Villa Pagador -Cochabamba

MACACO ELECTRICO o renacer en la esperanza


El simple nombre -Macaco Electrico- provoca la construcción de una imagen en la mente; dibuja en cada palabra la contradicción de la cultura contra la naturaleza o, tal vez -al verlos y sentirlos. . . al compartir con ellos sus historias, sus vidas, sus esperanzas, sus convicciones, su espíritu combativo y transparente- de la cultura al servicio de la naturaleza.

Estos son los hermanos que pusieron sus pies en el Teatrito del Parque Vial con una propuesta artística (Romeo y Julieta) sin final trágico; una versión marcada por el clown en el estilo y el "hombre nuevo" en el contenido.

Con seguridad, volverán cuando deban volver y las puertas estarán siempre abiertas para recibir su fuerza y su alegría... En verdad, creo que nunca se irán pues se quedan en lo mas hondo de los que tuvimos la suerte de compartir con ellos un espacio lleno de hoy y plagado de mañanas.
Foto: Rosalía y Brian (Romeo y Julieta) en la Karavana Katari
Villa ciudad del Niño - Cochabamba

domingo, 28 de octubre de 2007

LOS PRIMEROS MIL KILOMETROS



Tras haber recorrido los primeros mil kilómetros, Títeres Elwaky y sus amigos, está de regreso.

Diez dias de vivencia intensa entre y con los niños que habitan en pueblos, poblados y comarcas de la ruta que une a Cochabamba y Santa Cruz han causado un profundo sentimiento de satisfacción en los artístas que acordamos iniciar esta aventura.

Es un honor trabajar para causar alegría en la gente, y mayor lo es para hacerlo con los niños y niñas de nuestra patria.

Nos tomamos un respiro de rutina. Volvemos a la sede de nuestra vida. Se abre nuevamente el telón del Parque Vial para seguir construyendo alternativas que apuesten a un mejor futuro para nuestros changos y changas... que no será posible si no cultivamos en ellos la ternura.

Un respiro y nos lanzaremos por otros caminos para seguir con la Caravana, que no sería posible sin el apoyo del Fondo de Cultura.

Foto: Títeres Elwaky y Títeres Albin por las calles de La Paz

LO SUPUESTO Y LO REAL EN LOS TITERES


El títere es una metáfora dispuesta a lecturas diversas. El objeto animado adquiere magnitudes insospechadas al permitir que el imaginario de cada espectador construya personajes y en algunos casos la historia misma.

El títere es una entidad que otorga valores lindares a la fantasía y a la realidad confiriendo en esto la posibilidad de que ocurra lo posible y lo imposible; quizás en ello radique su valoración mítica y la capacidad expresiva que tanto le otorgamos. El títere intrínsecamente es poseedor de lo real y lo supuesto, es una suma compleja de "verdades y mentiras", en totalidad un arte fantástico.

Los títeres "llaman los espíritus" tocan al interior y se exigen evocar mundos, que en el peor de los casos, creíamos olvidados. Los títeres tienen un mundo propio el cuál, todos sin excepción, comenzarnos habitar cada vez que nos permitimos la aventura de participar.

Los diferentes niveles de participación que explora el espectáculo titiritero aluden en gran medida al juego, entendiendo éste como el espacio donde se fijan reglas pero no se conocen resultados; uno podría suponer que dicho resultado esta implícito en la puesta en escena o desde la dramaturgia misma, pero lo que hacemos es evidenciar alternativas desde la óptica cultural que nos reviste; el ejercicio no termina hasta no ser re-creado por el imaginario de nuestro receptor y allí, precisamente, es donde no conocemos el resultado. Quizás, esta sea una de las razones por las cuales se nos hace tan maravillosa la profesión. Jugar es una de las cosas más serias que existe.

Los títeres viven sólo en función del espectador y dependen, en la mayoría de los casos, de esa asombrosa capacidad para dotar de significado lo real y convertirlo en maravilloso: LA IMAGINACIÓN.

Luis Fernando Velasquez
Imagen: Presentador de "Historia de primavera" - Títeres Elwaky

Reseña: Choloman y el pirata


Dirección: Carmen Cárdenas
Técnica: Títeres de guante
Duración: 45 minutos
Recomendada para todo público




"Choloman y el pirata" es una historia que sucede en un lejano y tranquilo reino. Al "descubrir" este lugar, el pirata "Garfio de Lata" -aventurero inescrupuloso y buscador de fortunas- pondrá en marcha un maléfico plan para romper el corazón de Wara y apropiarse del oro del reino.

¿Quién hará justicia cuando casi todos los superhéroes están ocupados o se duda de su compromiso con la justicia? Batman reparando su antifaz, Superman apoyando la invasión a Irak junto con Rambo; Spiderman queriendo sostener las torres gemelas; el Chapulín Colorado ya anciano.


Basta de dudas, vayamos por Choloman, el justiciero nativo, cuyos poderes son el ingenio y la nobleza; él se enfrentará con el despiadado señor del egoísmo. Sin embargo descubre que sus fuerzas no son suficientes para ganarle solito al pirata; por suerte la hermosa Wara tiene cinturón negro de karate.

Con la frescura y dinamismo de la técnica de títeres de guante, "Choloman y el pirata" nos permite reírnos un poco mientras miramos una vieja historia... nuestra historia.


Enlaces Externos acerca de "Choloman y el pirata":

Fotos de Choloman

Fotos de Wara

Fotos y comentarios: Una ficción real

Entrevista a Choloman en persona (Página 6)

Choloman y Wara visitan Cuba

sábado, 27 de octubre de 2007

UN TEATRO DE TITERES PARA BOLIVIA



De a poco, como quien comienza a caminar imaginando el destino. . . pero sin saber cuándo llegará a él, ni en qué condiciones, domingo a domingo, durante los últimos 220 fines de semana que comienzan a fines del 2002 y se extienden hasta hoy y más. . . inventando primero, persistiendo después... Elwaky ha logrado constituir un espacio único y exclusivo para los títeres en Bolivia. . . se trata del teatrito del Parque Vial.

Espacio inicialmente concebido como sala para la educación vial de los asistentes al parque, fue tempranamente abandonado y convertido en . . . "urinario alternativo" y "rincon de furtivas pasiones". Luego, con el trabajo y la persistencia de los titiriteros de Elwaky, éste rincón irá adquiriendo carta de ciudadanía hasta convertirse en el espacio referencial del arte milenario en Bolivia.

Si usted y su familia se animan a visitar el Parque Vial, este o cualquier domingo, el rito titiritero se inicia con el encendido de las bocinas de sonido por donde fluirán la música y las canciones mas bonitas, dándole un marco de calidez al Parque. Mientras suenan las primeras melodías, los trabajadores de la alegría estarán empeñados en instalar los equipos de sonido y luces, armar el retablo y darle una mano de limpieza a las graderías.

El espectáculo no dará inicio si -unos minutos antes- el mono Martin no da un paseo por el Parque, invitando a la función y anunciando los minutos que faltan.
Foto: Festititeres 2007 - Grupo Sinfin
Montero, Santa Cruz

TITERES EN BOLIVIA: ¿tradición o desafio?



Los títeres son una expresión artística cuya historia y antecedentes se remontan a siglos, sino milenios. “Al parecer los títeres han existido siempre y en casi todas las civilizaciones. Los menciona Jenofonte en su Symposium en el siglo V a.C., y existen antiguas tradiciones de títeres en China, India, Java y otras partes de Asia” (Villafañe: Historia de los títeres).


En América, si bien quedan rastros de la existencia de “títeres precolombinos”, se sabe casi nada de sus características, sin dejar de colegir que sus finalidades fueron las mismas que en otros contextos geográfico sociales.


A lo largo del tiempo, los títeres han expresado las ideas y preocupaciones de la época, han sido el vehículo de transmisión de la historia, el instrumento ventajoso para la difusión de tradiciones, el reflejo burlesco de la vida doméstica y el canal público para la sátira política.


En el mundo contemporáneo, si bien los títeres han sido relegados por la televisión y las transformaciones tecnológicas, poco a poco van adquiriendo importancia y reconocimiento en el mundo de la educación; su valor lúdico, terapéutico y pedagógico es reconocido como indudable por organismos de diversa índole como la UNESCO.


En Bolivia es escasa (¿inexistente?) la tradición titiritera. Experiencias aisladas en el tiempo y dispersas en la geografía, no dan pie a pensar en la existencia de antecedentes sobre los cuales pudiera establecerse un movimiento artístico sólido.
En todo caso, el último quinquenio presenta señales (focalizadas en las ciudades de Cochabamba, Sucre y La Paz) de serios intentos por revertir tal situación ó -de manera correcta- establecer e iniciar una “tradición titiritera”. Tremendo desafío... del que sabremos si fue o no exitoso de acá a unas décadas... y cuando sean otros y no los titiriteros los que deban reconocerlo.
Foto: Títere pre colombino - grabado azteca
Colaboración de Alenadro Jara

RESEÑA: El regreso del lobo feroz


Dirección: Carmen Cárdenas
Intérpretes: Bayardo y Alexia
Técnica: Títeres de guante
Duración: 45 minutos
Público recomendado: de 5 a 12 años


La Caperucita Roja ha crecido y es una jovencita algo caprichosa que vive rodeada de la fama que le dio el cuento que una vez protagonizó. 

¿Y el Lobo? Hace muchos años que se fue pero... ¡Oh sorpresa! Hay huellas muy sospechosas en el bosque… 
El lobo está de regreso.
Con sus conocidas habilidades, logra que la Caperucita Roja vaya a la casa de la abuelita…la encuentra en el camino y… ¿Qué pasará? ¿Será que la devora nuevamente o será que ella le pega con la canastita?

Una historia de acción y suspenso en una divertida propuesta que pretende la armonía entre el ser humano y la naturaleza, así como la apertura a escuchar otras voces de la misma historia.

Para ver fotos del señor Lobo Camacho Feroz, hacer clic aqui

Para ver fotos de la Cape, hacer clic aquí

Para ver fotos del cuidador del bosque, hacer clic aquí


Afiche: ilustración Antonieta Loayza
.



LA AVENTURA DE LOS TITERES ¿o titiriteros?


Pareciera cierto que sólo los títeres corren aventuras y les suceden cosas, las mas raras... las más insólitas... aquellas que sólo podrían sucederles a los muñecos al influjo de sus manipuladores; pero no siempre es así.


Quizá sean mayores las aventuras de los titiriteros, tal vez no tan finamente hilvanadas ni tan estudiadas en sus textos y movimientos... por lo mismo, más ridículas y dignas de compasión.


Ojo que hablamos sólo de los artístas titiriteros, de los de retablo, de los del día a día, de los que eligieron la aventura de contar aventuras a los que quieran escucharlas. No hablamos de los dueños de vidas y haciendas, reyezuelos de pacotilla, "dueños de la verdad bastarda" que tiende sus hilos desde los medios de comunicación. . . indignos manipuladores de sueños.

LOS TITERES DEL PARQUE




A finales del año 2002, Elwaky estableció los DOMINGOS DE TITERES en el Parque Vial de la ciudad de Cochabamba.

Con mas o menos suerte, con mayor o menor cantidad de público, todos los domingos se verán abrir las puertas de la fantasía y la distracción familiar en el espacio que se ha convertido en único y exclusico para los títeres en Bolivia: el teatrito del Parque Vial.

Ya sea una obra del repertorio cada vez mas amplio del Elwaky o con obras de elencos nacionales o internacionales invitados, el público podrá gozar de un momento de arte.

El teatrito del Parque Vial es el primer escenario permanente y exclusivo para los títeres en Bolivia desde hacen seis años; no se tienen referencias de experiencia similar, pero se espera que este sea el primero -pero no el único- de una serie de espacios que debemos construir, crear y mantener los que pensamos que tenemos derecho a un lugar en este mundo.
Foto: Público en Presentación de Tio Alberto
Teatrito del Parque Vial