martes, 19 de agosto de 2008

EL FUTURO DEL TEATRITO

Una vez mas queda comprobado que son los momentos de crisis los que nos otorgan la oportunidad de avanzar... en otros casos, los que dan fin a una época, a un proyecto, a una idea.

En el caso del teatrito del parque Vial, podemos estar seguros que es promisorio el futuro por conquistar... y ahí vamos.

Se han llevado a cabo conversaciones serias con la empresa admistradoras de parques y jardines de la ciudad de Cochabamba. Nos encaminamos a la firma de un convenio que garantizará -por largo plazo- la dedicación de este espacio al arte de los títeres.

Elwaky (como parte del Colectivo Katari) ha encomendado a profesionales del area, la elaboración de una propuesta arquitectónica para su remodelación (ya contamos con los planos). Estamos iniciando una campaña para conseguiir los suficientes recursos económicos que solventen las inversiones que el espacio amerita para su acondiconamiento.

Esperamos ampliar la capacidad (aforo) del teatrito; habilitaremos camarines para dar comodidad a los artistas visitantes, puertas auxiliares, boleteria; renovaremos los techos y tapizaremos los asientos; le dotaremos de un juego de luces y sonido.
A todos los amigos que nos hicieron llegar su apoyo, nuestro agradecimiento sincero. A los amigos de la prensa que supieron valorar nuestro trabajo y por ello cuestionar cualquier posibilidad de riesgo de esta propuesta, agradecerles y grantizar el compromiso de siempre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Desde el año 2004, primera vez que pisé tierra boliviana, el Teatrito del Parque Vial fue el primer lugar donde mis títeres salieron a escena. Miedo, ansiedad y alegría mezclados con una platea repleta, compañeros de otros elencos; el ámbito teatral listo para la ceremonia y el ritual de la palabra y la acción sintetizados en el "objeto", llámese títeres.
Desde esa primer experiencia hasta la actualidad, anualmente regreso a visitar a mi "familia" boliviana del colectivo Katari.Y sorprende y satisface plenamente el desarrollo, la inquietud y el crecimiento del trabajo, tanto en términos estéticos como organizativos.
Todo suena muy intelectual(¡a los titiriteros nos haría mucha falta intelectualizar un poco más nuestra tarea!)..pero este es un mensajito directo, sencillo y luminoso para este grupo de artistas que luchan por ese espacio tan amado y trabajado, que a veces pueden ser sinónimos.
Todo el éxito y el éxtasis en la luzha y en sus consecuencias.
Desde Argentina, un abrazo a mis hermanos de allá, o de acá. Qúé se yo!!!
Osjar Navarro

Anónimo dijo...

Querido Navarro:

Tus manos y tu espiritu son tambien autores de esta esperanza. Quien sino vos nos dio alas para seguir en este vuelo maravilloso: quien sino vos nos diste algo mas que técnica... El teatrito debe ser la cada de todos los titiriteros dispuestos a jugarselas.
Un abrazo desde nuetra Bolivia en proceso de cambio profundo.

Grober