miércoles, 22 de octubre de 2008

LOS QUE VISITARON EL TEATRITO


Por falta de atención o descuido, por olvido u omisión... nunca dimos a conocer los nombres de los elencos que visitaron y permitieron darle vida y consolidar el único espacio dedicado exclusivamente a los títeres en Bolivia. Acá va la rectificación:

- Leomar (Argentina), con largas temporadas en distinto años, a partir del año 2004. El primer elenco profesional que marcó desafíos a Elwaky.

- Gabriela Clavo y Canela (Argentina), en el marco del TITIRITAY y el FESTITITERES. Una locura andante.

- Sin fin (Argentina), de pasada en principio, luego, cada año. Maestro y amigo entrañable.

- La Huachaca (Chile), de un chileno argentinizado... el 2004 y cuando quiera.

- La Carreta de la alegría (Venezuela) una escuela que conserva el estilo del Maestro Billafañe.

- Coconos (Argentina) con la ternura de un niño que ha vivido toda una vida.

- Granito Cafecito (Colombia) el 2004, el 2006.... amante empedernido de la vida ¿Cuándo te vienes por Bolivia?

- Marionautas (Chile) un argentino chilenizado... frio por fuera... caliente por dentro.

- La Triada (Colombia) ... una pareja extraida de don Quijote ... !tan parecidos a nosotros¡¡

- Tiripitipis (Mexico) en la tarea de construir una identidad propia en el arte milenario... una enciclopedia de la que debieramos nutrirnos mas de lo que la distancia nos permite.
- Arriba las manos (Argentina). Incansable, con la disposición de seguir construyendo ... noble.

- Panelin (Venezuela) con los que nos faltó tiempo para compartir ... pero lo haremos.
- Candelilla (Chile) con la responsabilidad de tomar la posta del Maestro; amiga y aventurera.

- Tío Alberto (Colombia) "cuando eres capaz de cultivar la belleza, tus mensajes serán digeribles para el público... por tanto... se abrirán las puertas a los resultados que pretendes alcanzar..."

- Paralamano (Argentina) un gaucho bolivianizado... crítico y criticón... amigo del que su crítica implacable te mata o te permite avanzar.

- Cuatro Elementos (Colombia - Argentina), de cuyo origen solo queda el registro... puesto que son ciudadanos del Contimnente... Empeñados en contactar, conectar... crecer juntos.


- Concolorcorvo (Perú) y su habilidad de interpretar al publico... limpieza.... calidad.

- Macaco Electrico (Argentina) libertarios comprometidos con la vida y el arte. Un abrazo para el alma.

- Calaco (Chile) abriendonos los ojos a otras posibilidades, sin secretos, amigos.

- Trapitos y botones (Bolivia) ... solitaria y constante; con la ansiedad de nutrirse y sin miedo a las críticas.

- Kusillo (Bolivia) ... en mas antiguo entre nosotros ... una demostración de que los titeres no son solo un arte sino una pasión por la vida.

- Atoj Antoño (Bolivia) en el empeño de recuperar la memoria oral y perpetuarla a través de los títeres

- Del Rio (Bolivia) la mas joven ... la mas arriesgada ... la que mas busca y mas aprende; la certeza de que con ella está asegurado el futuro de los títeres en Bolivia.

- Contracara (Bolivia) exploradores, innovadores, constantes y convencidos de su propuesta.

Saludos amigos.... y gracias por habernos dado la oportunidad de compartir esta aventura.

jueves, 16 de octubre de 2008

¿CUANTO CUESTA UNA FUNCION DE TITERES?

Este problema subyace -creo yo- en que desde hace mucho tiempo hemos permitido y aceptado pagos muy bajos por no decir ínfimos de parte de instituciones y funcionarios demeritando nuestro trabajo, so pretexto de que van a contratar 4 o más funciones. La reflexión va mucho más hacia cada uno de nosotros, probablemente tenemos una baja estima del valor de nuestro trabajo y lo consideramos no un ARTE con mayúsculas sino un oficio o incluso, una artesanía -esto último a la hora de tallar o crear los títeres-.

Con tal de obtener un contrato, somos capaces de aceptar que nos paguen mucho menos que lo que sabemos pide otro grupo que probablemente pudieran contratar en lugar nuestro. El homologar los precios incluso por zonas Ej. en la República mexicana, Zona Bajío, Zona Occidente, Zona Oriente, Zona Norte, Zona Sur y establecer precios estándar por zonas, impediría que los contratos fueran una cuestión de abaratamiento el tener trabajo, sino una cuestión de calidad la que estuviera en juego. Y esto se puede establecer para cualquier país de América Latina.

En taquilla ocurre lo mismo, en mi región existen lugares dónde se cobran 40 pesos la entrada a un espectáculo para niños y otros grupos cobran 100, la práctica demuestra que tienen la misma afluencia de gente los espectáculos que son gratis, los de poca paga y los de taquilla más alta ¿cual es entonces la diferencia? ¿Qué es lo que hace que unos paguen más y otros menos? La calidad sin duda! Tener argumentos puede o no ayudar frente a un cliente con poca sensibilidad para apreciar el arte y lo que éste cuesta en todos los sentidos. Uno que utilizo frecuentemente y no tiene pierde es preguntarle ¿Usted cuánto paga cuando va al cine a pesar de que no están los actores en vivo? o bien ¿Usted cree que el pediatra que visita regularmente, le cobra por sólo mover la pluma sobre la receta para darle a su hijo cualquier medicamento 500 pesos, o detrás están todos sus años de experiencia, su preparación, los cursos y talleres con que se actualiza y el instrumental que debe adquirir renovándose constantemente? ¿Cual es la diferencia entre una profesión como ésa y la nuestra? Tal vez la respuesta sea que desde nosotros, existe una pobre concepción de nuestro arte. Os envío un fraternal saludo y sigamos reflexionando!

Luz Angélica Colín de los Títeres de Vestalia – Querétaro - México

sábado, 11 de octubre de 2008

VIDEO EN LA RED


Acabamos de terminar de editar y subir al youtube un primer y pequeño trabajo en video. Para el caso, el video no es solo de Elwaky sino del colectivo Katari del que formamos parte.

¿Se animan a visitarlo? Ahí va la dirección http://es.youtube.com/watch?v=tA-3q77z4jc

lunes, 6 de octubre de 2008

EL COSTO DEL ARTE


¿Como cotizar nuestro trabajo?

El arte es una forma de comunicación. Quien lo emite lo hace después haber estudiado en profundidad los lenguajes y códigos que utiliza para hacerlo como verdadero arte, y esto el trabajo previo nadie no lo ha pagado a los titiriteros. Ni los ensayos imprescindibles para hacer un arte de calidad se nos paga; "detrás" de cualquier obra de títeres hay un trabajo muy largo; un pintor no pide por un cuadro lo que vale un cartel, así un titiritero da anima a un objeto, perfeccionándolo cada día en una constante continua de trabajo para lograr la función de títeres y fascinar al público, por eso este arte vale lo que creamos correcto.

Eso sí, tampoco se puede poner precios excesivos, que lo que nos paguen por nuestras obras nos permita vivir con decoro -buscando precios justos-, además de fijar parámetros de acuerdo a la zona residencial donde se realice la función: "según el sapo la piedra". Habrá que dar algunas funciones gratis, pues no podemos cobrarles a organizaciones sociales, pero si podemos pedirle al Estado, a las instituciones, a las empresas que las paguen, a través de sus organismos de cultura, educación o promoción.

Alberto Ignacio Larios - Mexico.

jueves, 2 de octubre de 2008

EL PRECIO Y EL COSTO DE UNA FUNCION DE TITERES


Con frecuencia nos encontramos con personas e instituciones que consideran "muy alto" el precio de una función de títeres, ya sea como "derecho de entrada" personal o el del precio de una "función contratada".

"Es que es inaudito que en 40 minutos que dura una función, ustedes ganen lo yo gano en una semana" - suele ser un argumento- ó "no pueden cobrar !!tanto¡¡ por manejar unos muñequitos... por jugar" -dicen otros.

En muchos casos los titiriteros cedemos a estas "razones" y -practicamente- regalamos nuestro trabajo, sin considerar las implicancias de tal decisión.

¿Y cuales las consecuencias? Por ejemplo, la necesidad de buscar "otra actividad económica" que nos permita sobrevivir. Esto devendrá en estancamiento, bajo dersarrollo, mala calidad de nuestros espectáculos, imposibilidad de acceder a espacios de capacitación.

Si solo consideramos el "precio de un espectáculo", éste deberá tomar en cuenta un conjunto de costos en los que se incurre para prepararlo. A saber: la concepción de la obra, el libretaje, construcción de los títeres, puesta en escena, musicalización, la capacitación, la depreciación de los equipos, el mantenimiento (estos deberán ser recuperados a lo largo del tiempo y en una serie de presentaciones); el tiempo dedicado a ensayos, el desgaste de baterias, el transporte... la comencialización (idas y venidas, papelería, imprenta, fotocopias, impresiones a color, etc).

Vale decir que, una función de titeres es la actualización de un conjunto de gastos e inversiones. Hay más... y lo seguiremos conversando