martes, 30 de marzo de 2010

TITERES EN BOLIVIA: el futuro de los festivales

De los diferentes aspectos que es necesario desarrollar para dar cuerpo y vigencia a los títeres en nuestro país, el de los FESTIVALES nacionales e internacionales, es ineludible.
Los festivales tienen las siguientes virtudes:
1. Exigen a los grupos nuevas y mejores producciones;
2. Mantienen activos a los grupos, dado que la mayoría de los eventos (festivales) exige experiencia y ejercicio permanente;
3. Incentivan la innovación, ya que ver nuevas propuestas "contagia";
4. Permiten identificar areas, temas y espacios de capacitación;
5. Acerca a los artistas y permite construir redes.
6. Generan espectativas en la sociedad y activan (o reactivan) la posibilidad de llegar a otros públicos;
7. Habituan al público a reconocer el valor del arte a traves de la remuneración económica;
8. Son atractivos para los potenciales auspiciadores;
9. Eccetera.... varios ecceteras...
De los distintos intentos relizados en nuestro país (FIESTITERES - Sucre, TITIRITAY - Cbba, FESTIÑECOS - La Paz, FESTITIRES - Sta Cruz y otros), el emprendido por Títeres Paralamano y La Pirueta es el de mayor regularidad y persistencia (ocho versiones). Los otros festivales son irregulares o han dejado de existir, ya sea por falta de respaldo económico (privado o estatal) o falencias extremas en su gestión.
Parecieran existir al menos tres exigencias básicas para dar consistencia y sostenibilidad a éstos eventos. Por un lado, la calidad de los espectáculos que "convenzan" al público y los auspiciadores (además que siembren la espectativa para siguientes versiones). Otra condición será el éxito económico (apoyo institucional y asistencia del público con su consiguiente aporte económico). Finalmente (o principalmente), un equipo de gestión comprometido y capacitado.
Cumplidos estos requisitos, un elemento adicional (atractivo para elencos internacionales y conveniente para los organizadores, por sus ventajas sinergicas) es la posibilidad de establecer una red y "temporada anual" de festivales que permitiría contar con calidad y atractividad.
Puestos en la tarea de potenciar el arte milenario en Bolivia, el desafío es el de crear una red de festivales. ¿Podemos emprender esta tarea de manera concertada?

No hay comentarios: