lunes, 25 de julio de 2011

TEATRITO: proclamando una esperanza

Hola Elwaky

En el caso del pastor mentiroso, el anunciaba un mal: viene el lobo. La gente corría en su auxilio y el al final se reia de sus vecinos.

En lo del teatro del parque, ustedes con sus reiterados anuncios, nos proclaman una esperanza. Por ahora estan en el casi. Dios quiera, se anuncié ya prontito que tienen la concesión.

Hay una novela: El Cantar de Agapito Robles, es de Manuel Scorza. Agapito, es el abanderado de la comunidad y tiene habilidad y destreza para conjurar las trabas burocráticas. El, una noche en una cueva, es visitado por el alma de un viejo tayta, quien en vida, llevaba un juicio por tierras a nombre de una comunidad. Contó a Agapito, que iba de instancia en instancia, llevando un papel para trámites... murió en medio de su gestión.

O como aquel dirigente gremial, quien abogaba por los jubilados. Este caso, no es de novela, es real. El dirigente, imbatible, abogaba por sua asociados, para lograr que salgan las resoluciones con las pensiones para sus compañeros. Era una pugna contra la mole burocrática. En una de las audiencias, él se desplomó en medio de la sala. Muró de burocracia. La noticia ocurrió hace dos años aquí en Lima. Causó conmoción y zozobra en la ciudad de Lima.

Saludos Elwaky... y ojalá se den un tiempito para interactuar con sus lectores, a travez de esta magia de el blog.

Carlos el baterillero (Lima - Perú)


NOTA.- Querido Carlos, es un gusto contarte entre nuestros lectores pero es un honor gozar de la amistad tuya y de Laura. Es increible esto de la "burocracia"... está al margen de las voluntades personales; es un entramado, un tejido, una maraña constituida a lo largo del tiempo y fruto de las ambiciones o pretendiendo controlar a éstas. A veces la burocracia se asemeja a una "maraton"; requiere de la resistencia física, mental, emocional del que participa, mas que de su velocidad... suelen partir miles... llegan cientos ... gana solo uno. Abrazos queridos hermanos.