domingo, 6 de mayo de 2012

TITERES: imaginación y compromiso

Esta es la nota escrita por Mijail Miranda para "La Ramona" (suplemento de Opinion); la reproducimos integramente porque es la que mejor refleja el espíritu del Colectivo Katari y los Títeres Elwaky.
Por: Mijail Miranda Zapata 06/05/2012 - La Ramona

Hace algunas semanas, la editorial Yerba Mala Cartonera lanzó una convocatoria con el afán de homenajear a aquellas mujeres que, sin tomar las armas y desvinculadas de cualquier contexto histórico, luchan diariamente haciendo del mundo un hogar mucho más habitable. Mujeres que, sin esperar el llamado de la catástrofe ni de insanos protagonismos, despiertan conciencia, alimentan esperanza y construyen futuro. Anónimas o no, estas mujeres son imprescindibles, como diría Bertolt Brecht. Una de ellas, Carmen Cárdenas, recibió el pasado sábado una importante distinción internacional.
Conocí a Carmen en una gira que realizaba su elenco, Títeres Elwaky, por el occidente boliviano. Breves encuentros en Oruro, Llallagua y Siglo XX, el mismo centro minero en el que nació hace más de 40 años, dibujaron en mi memoria la imagen de una diminuta mujer, llena de coraje y
determinación, de personalidad imponente y mirada fulgurante. “Regreso después de 30 años, nada ha cambiado”, me diría a secas y sin sentimentalismos. Amortiguada respuesta, ante una realidad que demuestra que todo ha empeorado. Más desempleo, más abandono, más hambre, y sobre todo una trepidante e incontrolable contaminación.
Y así, Carmen Cárdenas recorre con el mismo entusiasmo y calidad escenarios tan diversos como el desvencijado coliseo de una desolada población minera, los avejentados teatros cochabambinos y más allá de nuestras fronteras, en Perú, Argentina y Alemania. Junto a Grober Loredo
fundaron en 2002 el elenco titiritero que en sus 10 años de vida ha brindado más de 2.000 mil funciones. Cachito y sus amigos, El regreso del lobo, El vestido de Amelia, Historia de primavera, Choloman y el pirata, Desde los sueños, son algunas de las obras que nuestros niños han tenido la suerte de ver, tanto en las funciones organizadas en el Parque Vial como en las seis versiones del
Festival Internacional de Títeres que, junto al Colectivo Katari, fundado por la propia Cárdenas, organizan en nuestra ciudad. El reconocimiento brindado por la UNIMA (Unión Internacional de la Marioneta) es sin dudas merecido.
Greta Bruggeman (Compañía Arketal), en representación de una delegación francesa postuló a nuestra compatriota al premio internacional “Mujeres Titiriteras de Coraje”. Posteriormente la propuesta sería ratificada por Tamiko Onagi, presidenta de la comisión para la Mujer de la organización internacional.Queda claro que el verdadero orgullo nacional está lejos de Promociones Gloria y Marcelo Mártins.
Este orgullo e identidad nacional se forjan desde lugares desconocidos como La Casa del Primer Chanchito (sede del Colectivo Katari) o el pequeño anfiteatro del Parque Vial.
Este orgullo nace en las pequeñas luchas de la cotidianidad, en los intentos por recuperar los espacios públicos para las expresiones artísticas, en la confrontación directa contra los abusos de la autoridad.
Ese es el mérito de Carmen Cárdenas y su elenco.
Títeres Elwaky regala sonrisas e ilusiones a nuestros niños. ¿Sería mucho pedir que nuestras autoridades también reconozcan el esfuerzo de nuestros artistas y dejen de imponer restricciones a sus labores?¿Es descabellado solicitar al personal de la Honorable Alcaldía Municipal que de una vez por todas permita -ni siquiera colabore- al Colectivo Katari iniciar la construcción del primer teatro de títeres en Bolivia? Con autorización o sin ella, estamos seguros de que pronto podremos ver a “Malaquito”, entrañable títere de Cárdenas, en un escenario como él, y toda la alegría que entrega. Se merece.
revolucionkbx@gmail.com

1 comentario:

Claus dijo...

Wow!

Desde Alemania mandamos felicidades!!!

Sigan así, ojalá podemos lanzar un día el documental sobre la vida titeritera en Bolivia.
Sería un gustozo realizarlo!

Claus