sábado, 3 de noviembre de 2012

Libros y titeres... Elwaky

Por cuarto año consecutivo, tenemos la suerte de participar -invitados por unas u otras entidades- de las Ferias Nacionales o Internacionales del Libro que se realizan en varias ciudades de nuestro país.

Estos han sido espacio de difusión de nuestro trabajo artístico y educativo que nos ha permitido:

a) experimentar diferentes metodologías (ligadas a los títeres) para la promoción de la lectura;
b) llevar a escena obras (literarias) de diferentes autores nacionales;
d) poner en escena nuestras obras... sin modificación alguna.

En general -tomar una u otra de las opciones- ha estado ligada al tamaño de presupuesto que ponían a nuestra disposición las entidades interesadas en nuestros servicios.

Como es habitual, cualquier elenco que se precie de mas o menos serio, cuenta con un repertorio de obras disponibles de manera inmediata. Obras con las que participa de presentaciones, giras, festivales... etc. Las presentaciones con obras de dicho repertorio suelen tener una precio definidio con anterioridad...

Por su parte, la solicitud de "servicios especiales" -en el caso de las Ferias- suelen estar ligados a la adaptación y puesta en escena de obras literarias o, a la aplicación del títeres para promover la lectura.

Este tipo de solicitudes, por su caracter, responden a requerimientos específicos y de corto alcance; no tienen la posibilidad de ser aplicados fuera del marco del evento. 

Entonces, las "solicitudes especiales", ameritan un esfuerzo previo (producción, adaptación, construcción, ensayo, etc) que es preciso ser recuperado en la propia actividad... dado que es poco probable que el servicios vaya a ser requerido dem anera masiva por otras entidades.

Este caracter del trabajo es el que explica la diferencia de precio entre presentar una obra con la que ya se cuenta en repertorio y el trabajo que se pide de manera especial para el evento.

Ahora, por el prestigio que van ganando las -Ferias del Libro en nuestro país, es preciso que los espectáculos de títeres sean de alta calidad. Que sean trabajos pensados en temas que van mas allá del cotidianos o -mas aún- "distanciados de la animación". Algunas veces, por falta de información o escasos recursos, algunas instituciones han cometido el desliz de contratar animadores de cumpleaños... y así les fue.

No hay comentarios: