lunes, 18 de enero de 2016

CONCURSO DE TITERES... para promover nuevos valores

A mediados del años 2013, cuando la (en ese entonces) Oficialía de Cultura invitó a todos los artistas cochabambinos a presentar propuestas para ser incorporadas en el POA 2014, se nos ocurrió que esta era LA oportunidad para promover a una nueva generación de titiriteras y titiriteros.

Claro está, lo facil era proponer la realización de un concurso cualquiera, en el que también nosotros pudiéramos participar, obtener un monto económico, encontrarnos con viejos amigos y recordar tiempos pasados. Pero no, por suerte no cedimos a esa tentación.

Se nos ocurrió pensar que ésta podría ser "la oportunidad que estaban esperando los grupos con larga trayectoria y trabajo constante" para lanzar a la palestra a sus nuevos valores. Que sería un desafío el hacer que sus herederos levantaran vuelo... un primer vuelo. Que ésta sería la oportunidad en la que los nuevos valores pudieran tener un primer contacto con elencos profesionales... que su trabajo pudiera ser observado y comentado por expertos que llegarían de otros países... 

Es así que realizada la propuesta y aceptada por las autoridades de ese momento (Uvaldo Romero y Marco Marín), asumimos la responsabilidad de organizar la primera versión del "Concurso Municipal de Títeres".

Vistas las limitaciones del presupuesto que solamente consignaba un monto de 9 mil bolivianos destinados a la premiación de los participantes, hicimos las gestiones necesarias para conseguir recursos adicionales que garantizaran la presencia de titiriteros internacionales sin los cuales se pondrían en duda los objetivos planteados, dotarles a todos los participantes de las condiciones que toda persona merece (transporte decente, buen alojamiento, rica comida).

Nos tocó entonces elaborar y hacer pública la convocatoria; por si fallara algo, hacerla llegar de manera personal a todos los titiriteros conocidos por nosotros e insistir con mensajes virtuales y llamadas telefónicas... con el afán de transmitirles nuestro entusiasmo, contagiarles ganas, contarles los sueños que podrían ser colectivos. La respuesta fue modesta.

Como resultado, se recibió la visita del teatro de títeres LA PROA de Cuba y el director del SINFIN de la Argentina que, junto a un miembro de Elwaky, conformaron el Jurado del Concurso, pero también se constituyeron en el equipo técnico de asesoramiento de los nuevos valores que se lanzaban a escena en éste evento con seis espectáculos de diversa técnica y distinta calidad.

Este 2015, el Concurso pudo llevar a cabo una segunda versión, La expectativa es que cada año haya mayor cantidad y calidad de postulantes.

No hay comentarios: