miércoles, 5 de noviembre de 2008

CANDELILLA: ¿olvido u omisión?

Muchas de las canciones populares de nuestro Continente y quien sabe de otros confines, (no puedo afirmarlo porque desconozco) han considerado y consideran al olvido como un “sentimiento” de castigo mayor que el odio. “Odiame por piedad yo te lo pido, ódiame sin medida ni clemencia… odio quiero mas que indeferencia, porque el rencor hiere menos que el olvido” dice un vals peruano.

Las voces que surgieron rebeldes desde la selva de la Candona (Mexico) aseguraba que el desprecio no era nada comparado al olvido en el que la “sociedad” había sumido a los pueblos indígenas.

En el recuerdo y recuento que hicimos de los grupos titiriteros que pasaron por el Teatrito del Parque Vial (Cochabamba – Bolivia) no figuraba CANDELILLA de Chile (haremos la corrección correspondiente). El caso no es olvido… sino de omisión; según los escribidores de diccionarios ello significa “descuido, negligencia, distracción…”

Esta no pretende ser tan solo una rectificación, sino además un homenaje a CANDELILLA, a Don Tito Guzman, a su querida esposa y compañera de toda la vida y su hija Ely, de la que nos consideramos amigos y compañeros de un mismo sueño.
En la foto van los maestros. Javier Villafañe junto a Don Tito (en el centro)

No hay comentarios: