domingo, 16 de noviembre de 2008

LOS TITERES EN BOLIVIA: ¿tradición o desafío?


Los títeres son una expresión artística cuya historia y antecedentes se remontan a siglos, sino milenios. “Al parecer los títeres han existido siempre y en casi todas las civilizaciones. Los menciona Jenofonte en su Symposium en el siglo V a.C., y existen antiguas tradiciones de títeres en China, India, Java y otras partes de Asia” (Villafañe: Historia de los títeres).

En América, si bien quedan rastros de la existencia de “títeres precolombinos”, se sabe casi nada de sus características, lo que evidencia lo criminal de la guerra colonial que no sólo destrutó pueblos sino también destruyó culturas e hizo desaparecer expresiones artísticas.

En todo caso y en todo tiempo, los títeres han expresado las ideas y preocupaciones de la época; han sido un vehículo para la transmisión de la historia, el instrumento ventajoso para la difusión de tradiciones, el reflejo burlesco de la vida doméstica y el canal público para la sátira política.

En el mundo contemporáneo, si bien los títeres han sido relegados por las transformaciones tecnológicas, poco a poco van recuperando su importancia y encontrando su lugar en el mundo de la educación.

En Bolivia es escasa (¿inexistente?) la tradición titiritera. Experiencias aisladas en el tiempo y dispersas en la geografía, no dan pie a pensar en la existencia de antecedentes sobre los cuales pudiera establecerse un movimiento artístico sólido. En todo caso, el último quinquenio presenta señales (focalizadas en las ciudades de Cochabamba, Sucre y La Paz) de serios intentos por revertir tal situación ó -de manera correcta- establecer e iniciar una “tradición titiritera”. Tremendo desafío... del que sabremos si fue o no exitoso de acá a unas décadas... y cuando sean otros y no los titiriteros los que deban reconocerlo.

1 comentario:

Julian Bidner dijo...

Queridos amigos artistas,

yo si creo que se va establecer una plataforma para titeres y que va ser evidente y reconocido, tanto por artistas que por instituciones educativas y - ojalá - por la politica, la importancia del arte de los titeres.

Que sigan difundiendo este arte tan lindo con tanto esfuerzo y (!) conectando los artistas luchando por un espacio respetado.

Un abrazo desde Caracas, Venezuela
Julian