jueves, 23 de junio de 2011

TITERES ELWAKY SE DIVIDE

Tenia que llegar el momento en el que Elwaky se dividiera, partiera en dos. !! POR SUERTE ¡¡

De lo poco que conocemos de la historia de la composición de grupos titiriteros bolivianos -en general- éstos nacen en núcleos familiares; ya sea la pareja y los hijos o uno de los papás y alguno de sus hijos o hijas.

Con el tiempo, en lugar de consolidarse el grupo artístico, sucede que sufre "deserciones" pues cada cual (los hijos, por ejemplo o alguno de los componentes de la pareja) encuentra su verdadera vocación en otro ámbito o son cooptados por algún empleo que le brinda estabilidad.

Al final -y lo que se ve se anota- los grupos titiriteros bolivianos son "grupos individuales".

Las familias Coconos y Di Mauro (Argentina) o Guzman (Chile) son referencias que no se repiten en Bolivia. Estos han logrado construir una tradicion y heredarla a lo largo del tiempo por la vía consanguinea, una pasión marcada genéticamente.

Pero volvemos a Elwaky. Hace unas semanas nos vimos enfrentados a lo que le sucede a toda familia cuando los hijos alcanzan una cierta edad y su -no siempre- correspondiente grado de madurez: "ya soy grande y quiero manejar mi vida"... aplicado al arte.

Y ahí estamos... nació CALENDULA TITERES con Bayardo Loredo a la cabeza. Festejamos este nacimiento, la certeza de haber sembrado la semilla en terreno fertil.

Es la capacidad multiplicada por dos, es un desgajo... no una deserción.

1 comentario:

Carlos el baterillero dijo...

Hola buen día

Discrepo de usted. Lo digo con respeto. Pero mas que dividirse, El Waky, se multiplicó.

Mientras leía su post, me recordaba le mejicana película: Cuando los Hijos se Van.

Hay una novela peruana, mas bien colección de cuentos, de nombre: Tierra de Caléndula, del autor Gregorio Martinez. on relatos de la tierra coyungana, al sur de Lima.

Saludos