lunes, 1 de septiembre de 2008

EL EXITO COMO CONSECUENCIA, no como objetivo

Desde el año 2004, primera vez que pisé tierra boliviana, el Teatrito del Parque Vial fue el primer lugar donde mis títeres salieron a escena. Miedo, ansiedad y alegría mezclados con una platea repleta, compañeros de otros elencos; el ámbito teatral listo para la ceremonia y el ritual de la palabra y la acción sintetizados en el "objeto", llámese títeres.

Desde esa primer experiencia hasta la actualidad, anualmente regreso a visitar a mi "familia" boliviana del colectivo Katari.Y sorprende y satisface plenamente el desarrollo, la inquietud y el crecimiento del trabajo, tanto en términos estéticos como organizativos.

Todo suena muy intelectual(¡a los titiriteros nos haría mucha falta intelectualizar un poco más nuestra tarea!)..pero este es un mensajito directo, sencillo y luminoso para este grupo de artistas que luchan por ese espacio tan amado y trabajado, que a veces pueden ser sinónimos.

Todo el éxito y el éxtasis en la luzha y en sus consecuencias. Desde Argentina, un abrazo a mis hermanos de allá, o de acá. Qúé se yo!!!

Osjar Navarro
Títeres del Sinfín

No hay comentarios: